loader

¿Vuelta a una Romería normal?

Así es, desde el inicio de esta pandemia, muchos sectores se vieron afectados, siendo uno de ellos el cofrade, englobando de esta forma a las diversas festividades romeras, de esta, nuestra Andalucía.

En todo esto, el miedo se hizo eco, cuando fue vigente la siguiente prohibición recogida en el BOE: "No se podrá utilizar el exterior de los edificios, ni las vías públicas, para la celebración de actos de culto”. A pesar de esta, y a lo largo de la trayectoria de la pandemia, hemos visto el regreso de las competiciones deportivas, de ocio nocturno y de diversos sectores que se vieron afectados de igual forma que nuestras Manifestaciones Públicas de Fe.

Es por ello, que Jerez de la Frontera se convierte en un referente de la recuperación al culto público, siendo uno de los primeros en ponerse en la calle y demostrar lo necesario que es para nosotros, los cristianos, la vuelta al culto en las vías públicas, cosa que está prohibida en la mayoría de las Diócesis de Andalucía.

Centrándonos un poco en nuestra geografía jienense y adentrándonos en plena Sierra Morena, encontramos a María Santísima de la Cabeza, siendo Ella prácticamente la devoción de la primera Romería de España.

Es por ello y a nuestro favor, que tendríamos que ser unas de la tierras pioneras en devolver el culto público a la devoción gloriosa de Nuestra Señora y Madre, como ya lo hecho la filial en Rute, durante la noche de la pasada Aparición, celebrando un Rosario de Antorchas, por las calles de su feligresía, presidido por su Estandarte corporativo. Del mismo modo, la Virgen de la Alharilla, fue trasladada hace pocas semanas en andas hasta el exterior de la Iglesia, para la celebración de la Eucaristía de Campaña con motivo del VII aniversario de su Coronación Canónica Pontificia, y así centenares de actos que ya se realizan de cara a la vía urbana y con la que sueñan ya todas nuestras Cofradías Filiales, especialmente Andújar, con las ansias del regreso de procesionar a la Virgen de la Cabeza por las calzadas de su Santuario, siempre consecuentes con la situación sanitaria de nuestro país.

Soñamos con una nueva Romería, así como con el ansiado reencuentro entre Ella y sus hijos, porque no hay hijo que aguante sin la mirada de una madre, ni madre la distancia de un hijo, es por eso por lo que debemos de luchar, por tenerla a Ella más cerca que nunca, ahora que tanta falta nos hace, procesionando por el Cerro del Cabezo y si no es posible, al menos alguna insignia que la represente.

Creo que es hora de igualar a todos los sectores y pensar en lo necesario que es para esta España mariana la vuelta al culto público, siendo responsables y consecuentes, con la situación actual que atraviesa nuestro país, para que, de alguna forma, regresemos a la tal ansiada y necesaria normalidad.



Artículo de opinión de José Luis Gutiérrez

loader